ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

 

 

¿Que es una patente?

 

Una patente es un derecho exclusivo concedido a una invención, que es el producto o proceso que ofrece una nueva manera de hacer algo, o una nueva solución técnica a un problema

 

 

¿Cómo actúa una patente?

 

Una patente proporciona protección para la invención al titular de la patente. La protección se concede durante un período limitado que suele ser de 20 años.

 

¿Qué tipo de protección ofrece una patente ?

 

La protección de una patente significa que la invención no puede ser confeccionada, utilizada, distribuida o vencida comercialmente sin el consentimiento del titular de la patente. El cumplimiento de los derechos de patente normalmente se hace respetar en los tribunales que, en la mayoría de los sistemas, tienen la potestad de sancionar las infracciones a la patente. Del mismo modo, un tribunal puede asimismo declarar no válida una patente si un tercero obtiene satisfacción en un litigio relacionado con la patente.

 

¿De qué derechos goza el titular de una patente?

 

El titular de una patente tiene el derecho de decidir quien puede -o no puede- utilizar la invención patentada durante el período en el que está protegida la invención. El titular de la patente puede dar su permiso, o licencia,  a terceros  para utilizar la invención de conformidad   con términos establecidos de común acuerdo. El titular puede asimismo vender el derecho a la invención a un tercero, que se convertirá en el nuevo titular de la patente. Cuando la patente expira, expira asimismo la protección y la invención pasa a pertenecer al dominio público; es decir, el titular deja de detentar derechos exclusivos sobre la invención, que pasa a estar disponible para la explotación comercial por parte de terceros.

 

¿Por qué son necesarias las patentes?

 

Las patentes constituyen incentivos para las personas, ya que les ofrece reconocimiento por su creatividad y recompensas materiales por sus invenciones comercializables. Estos incentivos alientan la innovación, que garantiza la mejora constante de la calidad de la vida humana.

 

 

¿Qué función desempeñan las patentes en la vida cotidiana?

 

Las invenciones patentadas han invadido todos los aspectos de la vida humana, desde la luz eléctrica (cuyas patentes detentaban Edison y Swan) al plástico (cuyas patentes detentaba Baekeland), pasando por el bolígrafo (cuyas patentes detentaba Biro) y los microprocesadores (cuyas patentes detentaba intel), por ejemplo.

 

Todos los titulares de patentes deben, a cambio de la protección de la patente, publicar información sobre su invención, a fin de enriquecer el cuerpo total de conocimiento técnico del mundo. Este creciente volumen de conocimiento público promueve una mayor creatividad e innovación en otras personas. Así pues, las patentes proporcionan no solo protección e inspiración valiosa para las futuras generaciones de investigadores e inventores.

 

¿Cómo se concede una patente?

 

El primer paso para obtener consiste en presentar una solicitud de patente. La solicitud de patente contiene, por lo gral, el título de la invención, así como una indicación sobre su ámbito técnico; debe incluir los antecedentes y una descripción de la invención, en un lenguaje claro y con detalles suficientes para que una persona con un conocimiento medio del ámbito en cuestión pueda utilizar o reproducir la invención. Estas descripciones están acompañadas, generalmente, por materiales visuales como dibujos, planos o diagramas que contribuyen a describir mas adecuadamente la invención. La solicitud contiene asimismo vs. “Reivindicaciones”, es decir, la información que determina el alcance de protección que concede la patente.

 

¿Qué tipo de invenciones pueden ser protegidas?

 

Una invención debe, por lo general, satisfacer las siguientes condiciones para ser protegida por una patente: debe tener uso práctico; debe presentar asimismo un elemento de novedad; es decir, alguna característica nueva que no se conozca en el cuerpo de conocimiento existente en su ámbito técnico. Este cuerpo de conocimiento existente se llama “estado de la técnica”. La invención debe presentar un paso inventivo que no podría ser deducido por una persona con un conocimiento medio del ámbito técnico. Finalmente, su materia debe ser aceptada como “patentable” de conformidad a derecho. En numerosos países, las teorías científicas, los métodos matemáticos, las obtenciones vegetales  o animales, los descubrimientos de sustancias naturales, los métodos comerciales o métodos para el tratamiento medico (en oposición a productos médicos) por lo general, no son patentables.

 

 

¿Quién concede las patentes?

 

Las patentes son concedidas por una Oficina nacional de patentes o por una Oficina regional que trabaja para varios países, como la Oficina Europea de patentes y la Organización Regional Africana de la Propiedad Industrial. De conformidad con dichos sistemas regionales, un solicitante pide protección para la invención en uno a más países y cada país decide si brinda protección a la patente dentro de sus fronteras . El tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), administrado por la OMPI, estipula que se presente una única solicitud  internacional de patente que tiene el mismo efecto que las solicitudes nacionales presentadas en los países designados. Un solicitante que desee protección puede presentar una única solicitud y pedir protección en tantos países signatarios  como sea necesario.